IRLANDA. A partir del 6 de enero, las autoridades irlandesas han suavizado las restricciones de entrada para los viajeros que se hayan vacunado contra el COVID-19 o se hayan recuperado de él; estas personas ya no necesitan demostrar un resultado negativo en la prueba antes de entrar. Las demás personas que lleguen deberán presentar una prueba de resultado negativo de una prueba PCR realizada en las 72 horas anteriores a su llegada. Lo que significa que se han vuelto aplicar las mismas medidas anteriores al 5 de diciembre 2021: 1. Los viajeros vacunados o recuperados en Irlanda deben presentar pruebas de un Certificado Digital COVID (DCC) válido u otra prueba aceptable de vacunación/infección previa antes del viaje. 2. Los viajeros que no estén vacunados o recuperados (a excepción de las exenciones especificadas en gov.ie, incluidos los niños de 11 años o menos) deberán presentar pruebas de una prueba RT-PCR no detectada realizada como máximo 72 horas antes de su llegada a Irlanda. Si viaja a Irlanda desde el extranjero, deberá rellenar un formulario de localización de pasajeros (PLF) antes de la salida. Más información aquí  REINO UNIDO. Las autoridades del Reino Unido modificarán los requisitos de entrada relacionados con el COVID a partir de las 04:00 horas del 7 de enero. A partir de esa fecha, las personas que lleguen totalmente vacunadas y los menores de 18 años ya no tendrán que someterse a una prueba 48 horas antes de salir hacia el Reino Unido. Estas personas seguirán teniendo que someterse a una prueba PCR en las 48 horas siguientes a su llegada, pero no tendrán que aislarse mientras esperan el resultado; a partir de las 04:00 del 9 de enero, bastará con una prueba de antígenos. Todas las llegadas deben rellenar un formulario de localización de pasajeros en las 48 horas anteriores a la llegada. Más información aquí Siga todas las instrucciones oficiales. Cumplia con las medidas nacionales de salud y seguridad. Reconfirmar todos los preparativos del viaje