Aviso

El gobierno francés declaró ayer un estado de emergencia de salud pública, efectivo con un toque de queda nocturno desde las 21:00 hasta las 06:00 horas (hora local), a partir del sábado 17 de octubre.
Las medidas adicionales estarán en vigor durante al menos cuatro semanas e incluirán la gran región de París, Marsella, Toulouse, Montpellier, Rouen, así como otras cuatro ciudades donde las restricciones se han endurecido recientemente.
El gobierno francés impuso restricciones más estrictas en Lyon (región de Auvernia-Ródano-Alpes), Lille (región de Hauts-de-France), Grenoble (región de Auvernia-Ródano-Alpes) y Saint-Étienne (región de Auvergne-Rhône-Alpes) desde el 10 de octubre, debido al aumento de casos de COVID-19. Las cuatro ciudades se encuentran en zonas de máxima alerta con restaurantes y bares cerrados durante al menos dos semanas. También es probable que los gimnasios y las piscinas estén cerrados y otros lugares públicos deban operar bajo estrictos protocolos de higiene. Se mantendrá la prohibición de reuniones de más de diez personas y un límite de 1000 asistentes a los eventos organizados en estas áreas. Las reuniones también están restringidas en ciudades con zonas de alerta mejoradas (un nivel por debajo de la alerta máxima), incluidas Burdeos, Montpellier, Niza, Rennes, Rouen y Toulouse.
Las mascarillas son obligatorias en todo el país en espacios públicos cerrados, incluidos los lugares de trabajo. Varias jurisdicciones locales, incluida París, también han exigido el uso de mascarillas en espacios públicos al aire libre. La mayoría de las empresas y servicios fuera de las zonas de máxima alerta pueden operar, siempre que cumplan con los requisitos de higiene y distanciamiento social.

Advice

The French government on Wednesday declared a public health state of emergency, it will be placed under a nightly 21:00 to 06:00 (local time) curfew from Saturday, October 17.
The additional measures will be in effect for at least four weeks and will include the greater Paris region, Marseille, Toulouse, Montpellier, Rouen, as well as four other cities where restrictions have recently been tightened.
The French government imposed tighter restrictions in Lyon (Auvergne-Rhône-Alpes region), Lille (Hauts-de-France region), Grenoble (Auvergne-Rhône-Alpes region), and Saint-Étienne (Auvergne-Rhône-Alpes region) on October 10 due to rising COVID-19 cases. The four cities are in zones of maximum alert with restaurants and bars closed for at least two weeks. Gyms and swimming pools are also likely closed and other public venues are required to operate under strict hygiene protocols. A ban on gatherings of more than ten people and a limit of 1000 attendees at organized events will remain in place in these areas. Gatherings are also restricted in cities in enhanced alert zones (one level below maximum alert), including Bordeaux, Montpellier, Nice, Rennes, Rouen, and Toulouse.
Face masks are mandatory nationwide in enclosed public spaces, including workplaces. A number of local jurisdictions, including Paris, have also mandated the wearing of face masks in outdoor public spaces. Most businesses and services outside the maximum alert zones are permitted to operate, provided they comply with hygiene and social distancing requirements.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies